Taller de Memoria

La estimulación cognitiva engloba todas aquellas actividades que se dirigen a mejorar el desarrollo cognitivo en general (memoria, lenguaje, atención, concentración, razonamiento, abstracción, operaciones aritméticas y praxias) por medio de programas de estimulación.

Consiste en estimular y mantener las capacidades cognitivas existentes, con la intención de mejorar o mantener el funcionamiento cognitivo y disminuir la dependencia de las personas. Al trabajar sobre las capacidades residuales de la persona (las que aún se conservan y no las que ya se han perdido), lograremos evitar su frustración. Todo ello contribuirá a una mejora global de su conducta y estado de ánimo, como consecuencia de una mejora de su autoeficacia y autoestima. 

Conscientes de que los problemas relacionados con la pérdida de memoria constituyen una preocupación acuciante para las personas que llegan a ciertas edades, nos planteamos la necesidad de atender a estas quejas de memoria mediante la realización periódica de Talleres de Memoria. Además, enfermedades como el Alzheimer y otras demencias directamente relacionadas con el deterioro cognitivo, hacen que sea necesario identificar este deterioro en sus inicios para poder prevenirlo o retrasarlo. El programa de nuestro Taller de memoria está enfocado a mejorar o mantener las capacidades de memoria, percepción, atención, etc., con una intención claramente preventiva o de intervención temprana, a través de técnicas que se aprenden y desarrollan en el mismo.

El objetivo general es mejorar la calidad de vida, mantener la capacidad funcional y potenciar la autonomía y la independencia de los participantes en el Taller.

El Taller está planteado como un entrenamiento para compensar y disminuir estos déficits de memoria, además de promover la participación en actividades que requieran un trabajo en equipo caracterizado por la cooperación, solidaridad y compartir problemas individuales en grupo.

La población a la que va dirigido es a hombres y mujeres con un grado de salud suficiente para vivir de manera independiente y con capacidades para realizar múltiples tareas. Estas personas suelen presentar algunas características similares: nivel socioeconómico, preocupación por su salud física y mental y dentro de esta última, presentan un interés especial por mejorar sus problemas de memoria. Muchos sufren problemas de soledad y una cierta desmotivación por participar en otro tipo de actividades, que suelen mejorar con su participación en los Talleres. 

Pretendemos que los participantes conozcan el funcionamiento básico de la memoria, cambiar creencias negativas sobre la irreversibilidad de los problemas de memoria y entrenarles en estrategias y técnicas adecuadas para mejorar o resolver los fallos de memoria de la vida cotidiana. Además de obtener otros beneficios colaterales como la mejora del estado de ánimo y de la autoestima y favorecer una actitud participativa en otras actividades de su comunidad.